Patologías que tratamos

¿Sientes que lo que empezó siendo una diversión o un alivio de los problemas, se ha convertido en el propio problema? ¿Has llegado a decir o hacer cosas tras haber consumido, que han tenido consecuencias negativas para ti o tu entorno? ¿Ha llegado un momento en que la situación se ha vuelto insostenible y tu jefe o tu familia te ha dado un ultimátum para que elijas entre ellos o seguir consumiendo?

La adicción a una sustancia, ya sea el alcohol, la marihuana, la cocaína, o otra sustancia, la consideramos los expertos en adicciones una enfermedad con muchas causas e influida por muchos factores del entorno.

Contrariamente a lo que la gente cree, un adicto es incapaz de controlar los deseos de consumir, por ello en la mayoría de los casos es necesario un tratamiento integral que combine psicoterapia y fármacos y que implique a la persona que sufre la adicción y a su entorno.

En nuestra clínica sabemos que cuanto antes se traten las adicciones mayores son las posibilidades de recuperarse completamente y menores las complicaciones y secuelas del consumo. Por ello, solucionar la adicción es posible, siempre que se cuente con la ayuda profesional adecuada.

Si crees que tú, o un familiar podéis estar sufriendo una adicción o una recaída, no dudéis en consultarnos para que os podamos conocer y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Te vienen una y otra vez a tu mente los insultos y burlas de tus compañeros de clase? ¿Te acuden con frecuencia recuerdos desagradables sobre situaciones vividas en la escuela? ¿Notas que estos recuerdos y pensamientos pesan sobre ti como una losa que llevas a cuestas a todos lados y de la que no puedes librarte? Si te sientes identificado con algunos de los síntomas mencionados, es posible que estés sufriendo las consecuencias de lo que los expertos llamamos “bullying”.

El “bullying” o “intimidación”, abarca todo tipo de agresiones físicas o psicológicas, ya sean actitudes de rechazo, insultos, empujones, etc. que llevan a cabo unos estudiantes contra otros, sin existir una motivación justificada.

Las secuelas que deja el bullying en las personas, suelen prolongarse más allá de la niñez e incluso pueden perdurar durante toda la vida. Sin embargo, en nuestra clínica abordamos el bullying de forma precoz, ya que sabemos que de esta manera aumentan las probabilidades de recuperarse del mismo completamente y de prevenir y minimizar posibles secuelas a medio y largo plazo.

Si crees que tú, o tu hijo podéis estar sufriendo las consecuencias del bullying, no dudéis en consultarnos para que os podamos conocer y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Notas un vacío en tu interior que no se llena con nada? ¿Te sientes incapaz de disfrutar las cosas que antes te gustaban? ¿Parece que hubieras perdido las ganas de vivir? ¿Te molesta la compañía de los demás? ¿No consigues dormir y cuando lo haces, sientes que no descansas o incluso tienes pesadillas de forma recurrente? ¿Has llegado incluso a pensar en hacerte daño a tí mismo?

Si te sientes identificado con algunos de los síntomas mencionados, es posible que estés sufriendo una depresión. Esta enfermedad, a diferencia de un hueso roto, que todos podemos ver desde fuera, produce un gran sufrimiento interior y malestar en la persona que la padece. Aún así, pocas veces los familiares y amigos son capaces de comprenderla por lo que les cuesta empatizar o saber cómo ayudar a la persona con depresión.

En nuestra clínica sabemos que una evaluación y tratamiento en etapas precoces, consiguen que la persona deprimida mejore antes y con tratamientos más leves, así como se disminuye notablemente el riesgo de sufrir complicaciones e incluso el de suicidio. Por ello, recuperarse de la depresión y volver a disfrutar de la vida es posible, siempre que se cuente con la ayuda profesional adecuada.

Si crees que tú, o un familiar, podéis estar padeciendo una depresión, no dudéis en consultarnos para que os podamos conocer y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Siempre has tenido buena memoria pero en los últimos meses te encuentras más despistado? ¿O, siempre has sido despistado, pero en los últimos meses te dicen que estás más olvidadizo? ¿Te dicen que repites mucho las cosas o que no prestas atención a lo que haces en tu día a día? ¿Tienes las palabras en la punta de la lengua pero no consigues recordarlas y tienes que acabar explicando o dando un rodeo para expresarte? ¿Siempre has llevado las cuentas de cabeza pero últimamente te lías cuando vas a comprar al supermercado? ¿Te dicen que haces cosas raras o tu familia se sorprende por comentarios o cosas que haces?

Si estás experimentando algunos de los síntomas descritos anteriormente, es posible que estés sufriendo de pérdida de memoria, o como se denomina actualmente, “deterioro cognitivo” o, en su fase más avanzada, también se conoce como “demencia”.

Conforme cumplimos años, aumenta el riesgo de que perdamos memoria y/o que padezcamos una demencia, sea Alzheimer o de otro tipo. Aunque en la actualidad,no disponemos de un tratamiento efectivo para curar estas enfermedades, en nuestra clínica sabemos que sí podemos frenar la pérdida de memoria y el deterioro de otras capacidades mentales, mediante una evaluación neurológica y neuropsicológica completa y un tratamiento médico y psicológico precoz. Así evitamos que cada día que pase sea un día más de empeoramiento de la memoria.

Si crees que tú o algún familiar podéis estar sufriendo pérdida de memoria, no dudéis en consultarnos para que os podamos conocer y encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Piensas que tu hijo no se desarrolla al mismo ritmo que otros niños de su edad? ¿Presenta dificultades en su vida diaria para hacer tareas que debería saber resolver a su edad? ¿A pesar de que se esfuerza por mejorar no consigue los resultados esperados? ¿Notas además que se enfada con más frecuencia? ¿Se niega a hacer cosas que antes disfrutaba? ¿Veis que se aísla más o está más callado? ¿Ha llegado incluso a perder el autocontrol y sin quererlo se ha hecho daño a sí mismo o a las personas que lo cuidan?

Si tu familiar presenta alguno o varios de los síntomas descritos, es posible que esté padeciendo algún síndrome psiquiátrico, ya que, las personas con discapacidad intelectual, frecuentemente cuando se sienten mal, no suelen expresarlo con palabras si no que se comportan de forma poco habitual en ellos o “rara”. En ocasiones, pueden actuar de forma impulsiva, lo que con frecuencia provoca que de forma accidental se hagan daño a sí mismos o a sus seres queridos.

Sin embargo, en nuestra clínica, disponemos de tratamientos integrales, tanto psicológicos como farmacológicos eficaces, para ayudar a tu hijo a solucionar el problema que presenta y que vuelva a ser el mismo de antes y sentirse bien.

Por ello, si crees que tu hijo está sufriendo algún síndrome psiquiátrico en el momento actual por el que está sufriendo, no dudéis en consultarnos para que os podamos conocer y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras..

¿Notas que conforme se acerca el momento de tener relaciones sexuales, te pones más y más nervioso? ¿Te agobia el poco tiempo que tardas en eyacular cuando tienes relaciones sexuales? ¿Te da miedo decepcionar a tu pareja por no ser capaz de satisfacerla sexualmente?

Los expertos sabemos que uno de los problemas sexuales más frecuentes es la eyaculación precoz. Hoy en día lo consideramos un trastorno sexual que provoca gran sufrimiento en la persona que lo padece, afectando tanto a la autoestima y confianza en sí mismo de quien lo padece; así como a las relaciones sexuales y de pareja que establece con otras personas.

Por ello, en nuestra clínica abordamos la salud sexual de las personas de forma integral, combinando la psicoterapia y los fármacos, para solucionar la eyaculación precoz y mejorar la salud sexual del hombre y de la pareja.

Si tú, o tu compañero sexual, creéis que presentáis un problema de eyaculación precoz, no dudéis en consultarnos para que os podamos conocer y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Te cuesta mucho conciliar el sueño? ¿Consigues dormirte, pero te despiertas muchas veces durante la noche? ¿Te despiertas sin razón ninguna y ya no tienes manera de volver a dormirte? ¿Duermes pero sientes que es un sueño muy superficial o inquieto? ¿Te sientes al levantarte más cansado incluso que cuando te acostaste? ¿Te pasas la noche teniendo sueños pesados o pesadillas varios días a la semana?

Si te has sentido identificado con uno o varios de los problemas de sueño descritos, es posible que padezcas lo que los expertos denominamos “insomnio” o “trastorno del sueño”. El insomnio es un problema bastante frecuente en nuestra sociedad. Nuestro estilo de vida acelerado provoca que estemos siempre cansados y que tampoco podamos dormir ni descansar bien.

Si los problemas de sueño se producen durante un corto periodo de tiempo, no suelen haber repercusiones importantes para la persona que los sufre. En cambio, si estos problemas se prolongan en el tiempo, el cerebro y el cuerpo empiezan a experimentar irritabilidad, falta de atención, aumento del apetito, aumento de la tensión arterial, del pulso cardíaco e incluso aumento del riesgo de sufrir un ataque al corazón.

Afortunadamente, en nuestra clínica, sabemos que un diagnóstico exhaustivo y un tratamiento precoz e integral, tanto psicológico como farmacológico ajustado a las necesidades de cada persona consigue solucionar los problemas de sueño y prevenir el posible deterioro físico y mental.

Si tú, o un familiar, creéis padecer un problema de insomnio o un trastorno del sueño, no dudeis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Has empezado a notar desde hace unos días que la gente te mira mal o quiere hacerte daño? ¿Sientes que te molestan a todas horas y no paran de hablar de ti o incluso de insultarte? ¿Has empezado a notar cosas extrañas o que no llegas a comprender en personas de tu entorno? ¿Has decidido aislarte y cortar el contacto con los demás por la presión y el acoso al que te sientes sometido?

Si tú o un familiar estáis sintiendo alguna de las cosas mencionadas, es posible que estéis padeciendo lo que los expertos llamamos un “síndrome psicótico”. Bajo este término o el de psicosis, incluimos un grupo de enfermedades, entre las que se encuentran la paranoia, la esquizofrenia, el trastorno esquizoafectivo, la psicosis por tóxicos y el delirio.

Aunque actualmente los tratamientos existentes no consiguen curar completamente estas enfermedades, en nuestra clínica realizamos un abordaje integral que incluye una evaluación completa y tratamiento precoz que combina la psicoterapia y los fármacos según las características y circunstancias de cada persona, permitiendo conseguir los mejores resultados en calidad de vida, funcionamiento social y prevención del deterioro personal y social.

Si crees que tú o un familiar, podéis estar experimentando un síndrome psicótico, no dudeis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Sientes que hay unas cuantas semanas o épocas a lo largo del año donde podrías comerte el mundo? ¿En estos periodos sientes que eres capaz de hacer cualquier cosa o emprender cualquier proyecto? ¿Estás tan activo que incluso llegas a olvidarte de comer o dormir o dejas de hacerlo porque consideras que es una pérdida de tiempo? ¿Llegas incluso a no ver riesgos ni peligros lo que te lleva a hacer cosas que normalmente no sueles hacer? ¿Sientes que tienes más ganas de comprar cosas o más apetito sexual?

Si tú o un familiar os habéis sentido identificados con algunos de estos comportamientos, es posible que estéis atravesando lo que los expertos llamamos un “episodio maníaco”, es decir, una fase de euforia o incluso una “fase mixta” donde la persona puede sentir euforia a la vez que tristeza.

El “trastorno bipolar” pertenece a la misma categoría que la depresión. Pero, en el caso del trastorno bipolar, además de haber épocas de mucha tristeza (depresión) aparecen otros de estar excesivamente alegre o eufórico. Por ello, se dice que el estado de ánimo de la persona con trastorno bipolar varía entre dos polos, el de pasarse semanas muy tristes y el de pasarse semanas excesivamente alegre, siendo difícil conseguir el estado intermedio o de equilibrio.

Por ello, en nuestra clínica, tratamos a personas con trastorno bipolar mediante un enfoque holístico, ya que somos conscientes de que un diagnóstico temprano y un tratamiento integral (psicológico y farmacológico), es la forma más efectiva para ayudar a cada persona a conseguir un estado anímico estable, que le evite complicaciones personales, laborales y económicas y que le permita lograr un equilibrio personal y familiar y una vida productiva.

Si piensas que tú o un familiar, podéis estar atravesando una fase de euforia, “manía” o padecer un trastorno bipolar, no dudeis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Te sientes triste a menudo? ¿Notas que cualquier cosa que hace la gente te molesta? ¿Te encuentras desganado y no consigues distraerte con nada? ¿Tu cabeza no para de pensar y dar vueltas a los mismos problemas? ¿Eres incapaz de concentrarte en el trabajo o estás “ausente” cuando te hablan? ¿Estás teniendo más problemas que de costumbre para dormir?

Si has experimentando algunas o varias de las sensaciones anteriores, es posible que padezcas lo que los expertos llamamos “trastorno de adaptación”, que es como llamamos a las dificultades que experimentamos las personas para adaptarnos a una situación nueva que nos genera mucho estrés; o a varias situaciones ya conocidas que nos genera poco estrés pero que sumadas todas nos provocan mucho estrés.

El duelo, puede considerarse una variante del trastorno de adaptación. En este caso, se produce una situación nueva (fallecimiento de un ser querido, pérdida de un empleo, divorcio, cambio de ciudad, etc) donde la persona debe hacer frente a múltiples cambios en su vida lo que conlleva un aumento de estrés y la aparición de síntomas de un trastorno adaptativo.

Por ello, en nuestra clinica, ayudamos a personas que sufren un trastorno adaptativo, mediante un enfoque integral, ya que está demostrado que los mejores resultados se consiguen con un tratamiento precoz y específico para cada persona que le ayude afrontar y superar la situación de estrés y duelo y a retomar el control de su vida y evite a la vez el agravamiento de los síntomas y sus complicaciones más frecuentes, entre ellas la depresión.

Si piensas que tú o un familiar, podéis estar sufriendo un trastorno de adaptación, estrés o duelo, no dudeis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Sientes un nudo en la garganta? ¿Notas como un pellizco en el estómago? ¿Te sientes todo el rato en tensión y como a la expectativa de que fuese a pasar algo en cualquier momento? ¿De repente tu corazón empieza a latir tan rápido que parece que fuese a salirse del pecho? ¿En ocasiones notas como si te faltara el aire? ¿Sientes miedo de estar sufriendo un ataque al corazón? ¿Te da miedo estar sufriendo un ictus o estar volviéndote loco? ¿Notas todo esto de repente y sin previo aviso o por el contrario te lo notas cuando estás en la calle o supermercados?

Si estás experimentando alguna o todas de estas sensaciones, es posible que estés sufriendo de ansiedad. Ésta es un problema que afecta a muchas personas en nuestra sociedad, a veces aparecen como crisis inesperadas y la persona siente el corazón latir muy rápido, sudores, creencia de que va a sufrir un infarto o a “volverse loco”; y otras veces la ansiedad se muestra como un estado de tensión interno constante, sintiendo la persona como si “algo malo fuese a ocurrir de un momento a otro”.

Los expertos que nos dedicamos a tratar a personas que padecen ansiedad, sabemos que el retraso a la hora de evaluar y tratar a la persona que padece ansiedad, puede desembocar en patologías más graves como la depresión, entre otras.

Afortunadamente, en nuestra clínica, disponemos de tratamientos integrales que combinan la psicoterapia y los fármacos para conseguir mayor eficacia a la hora de ayudar a cada persona a superar la ansiedad y que vuelvan a disfrutar de su vida sin miedo.

Si piensas que tú o un familiar, podéis estar sufriendo de ansiedad, no dudeis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿En ocasiones te pones tan nervioso que sientes que no puedes controlarte? ¿Te pasa a menudo que te sientes tan enfadado que de la misma rabia golpeas la pared o los muebles? ¿Has llegado incluso a hacerte daño en las manos, los pies o la cabeza en un ataque de nervios? ¿Ocurre que cuando pasa el enfado, tú mismo te sorprendes o te arrepientes de cómo has actuado momentos antes durante la crisis? ¿Has llegado a tener problemas familiares o incluso con la policía como consecuencia de estos momentos donde has perdido el control de ti y de tus actos?

Si te sientes identificado con alguna de estas situaciones, es posible que padezcas lo que los expertos llamamos “trastorno de conducta”. Esta expresión engloba los comportamientos agresivos hacia objetos, personas o uno mismo, y que, en la mayoría de los casos, son muestras visibles del intenso sufrimiento interno padece la persona que actúa de esta manera.

Tampoco es raro que las personas que padecen trastorno de conducta acaben lesionándose a sí mismos, a sus familiares o incluso a terceros, siendo habitual que por ello tengan problemas legales. Por tanto, en nuestra clínica, recomendamos de cara a evitar posibles consecuencias graves para la salud o legales, realizar de forma precoz una evaluación integral de la persona (para valorar entre otros, la existencia de una depresión o de deterioro cognitivo) y establecer un diagnóstico correcto y un tratamiento adecuado para ayudar a la persona que sufre a entender su malestar y poder canalizar su energía de forma constructiva para que vuelva a retomar el control de su vida.

Si piensas que tú o un familiar, podéis estar sufriendo un trastorno de conducta, no dudeis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Sientes que no consigues concentrarte en nada de lo que haces? ¿Te dicen que estás en tu mundo y no te enteras de nada? ¿Notas que te distraes con cualquier cosa o pensamiento poco relevante? ¿Te olvidas a menudo las llaves o la cartera cada mañana al salir de casa? ¿Te sientes incapaz de rendir lo suficiente ni en los estudios ni en el trabajo a pesar de que te esfuerzas al máximo? ¿Discutes con tu pareja o tus amigos por olvidar fechas y citas importantes? ¿Tu jefe te llama la atención a menudo por no acudir o entregar a tiempo los proyectos importantes?

Si te sientes identificado con alguna de estas cuestiones, es posible que sufras lo que los expertos llamamos “trastorno de hiperactividad y déficit de atención” (o TDAH por sus siglas). Sin embargo, a pesar de que afecta a muchos niños, también puede afectar a adolescentes y adultos, que en muchos casos ni siquiera saben que la padecen.

Además de los problemas de concentración y frecuentes despistes que padecen las personas con TDAH, suelen también tener un rendimiento escolar y en el trabajo, por debajo de lo que se esperaría por su inteligencia y su nivel de estudios. Además, tampoco es raro que la persona que lo sufre, presente problemas emocionales o de autoestima, ya que suelen sufrir a menudo el rechazo de los demás.

Lamentablemente, no existe un tratamiento curativo para el déficit de atención. Sin embargo, en nuestra clínica realizamos un abordaje integral que combina los psicofármacos y la psicoterapia que, ajustados de forma personalizada, ayudan a mejorar la concentración y por ello el rendimiento académico y laboral, y con ello la autoestima y el estado de ánimo.

Si piensas que tú o un familiar, puedes estar sufriendo un trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad, no dudeis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Tienes dificultades para entender las emociones de los demás? ¿A veces no sabes qué decir o qué hacer cuando una persona está triste? ¿Te cuesta más emocionarte con las historias y las películas que a otras personas de tu entorno? ¿A veces no entiendes porqué algunas personas se enfadan contigo? ¿Te dicen con frecuencia que pareces frío o eres poco expresivo? ¿Te pasa que cuando vas a sitios nuevos, no sabes qué decir ni cómo actuar? ¿Sientes, a menudo, que piensas de forma diferente a los demás?

Si te sientes identificado con algunas de estas situaciones, es posible que sufras lo que lo expertos llamamos un trastorno del espectro autista (TEA) . Las personas que lo padecen, con frecuencia tienen dificultades a la hora de comunicarse tanto de forma verbal, como en sus gestos y expresiones faciales, lo que provoca problemas para entender las necesidades de los demás y viceversa, lo que suele provocar una baja autoestima y estado de ánimo.

Lamentablemente, a día de hoy no disponemos de una cura efectiva para estos trastornos. Sin embargo, en nuestra clínica los abordamos de forma integral, combinando psicoterapias y fármacos para ayudar a las personas que lo sufren y a sus familias, con la finalidad de lograr una mayor adaptación al entorno familiar y social y una mejor calidad de vida.

Si piensas que tú o un familiar, podéis estar sufriendo un trastorno del espectro autista, no dudeis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Puedes pasar en cuestión de minutos de sentir eufórico a sentirte tremendamente triste? ¿Sientes que conectas rápidamente con personas que acabas de conocer y de un momento a otro dicen o hacen algo que no te gusta y sientes que te han decepcionado? ¿Notas una gran angustia y temor a que te abandonen y sentirte sola? ¿Te pasa que en ocasiones te sientes tan enfadada que llegas a perder el control de la situación y dices o haces cosas de las que luego te arrepientes? ¿A veces, cuando te sientes muy mal, llegas a hacerte daño física o emocional a ti mismo?

Si te sientes identificado con las situaciones descritas, es posible que padezcas un trastorno límite de la personalidad. Las personas que padecen este trastorno, presentan dificultades para regular las emociones que sienten. Esto les lleva a experimentar las emociones de forma muy intensa y a actuar conforme a lo que sienten en ese momento, lo que frecuentemente provoca que los demás no entiendan su comportamiento, ya que no sienten la emoción de la misma manera, lo que suele generar gran frustración y malestar en la persona que padece este trastorno.

En ocasiones, estas personas se perciben a sí mismos como distintos de los demás y suelen sentir un gran temor a que nadie los comprendan o que no los quieran como son y los abandonen, motivo por el que frecuentemente suelen insultarse a sí mismos cortarse en antebrazos y piernas, lo que suele provocar un empeoramiento y mayor incomprensión y rechazo por parte del entorno.

En nuestra clínica, conocemos el gran sufrimiento que ocasiona este trastorno a la persona que lo padece y a su familia y amigos, por ello, realizamos un abordaje integral, combinando psicoterapias (en la actualidad disponemos de cuatro terapias de demostrada eficacia para tratar la inestabilidad emocional) junto con medicación, para ayudar a nuestros pacientes a estabilizar sus emociones y retomar el control de su vida.

Si piensas que tú o un familiar, podéis estar sufriendo un trastorno límite de la personalidad, no dudeis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Sientes que todo a tu alrededor está contaminado con gérmenes? ¿Tienes la necesidad imperiosa de lavarte las manos o limpiar constantemente tu casa o tus cosas? ¿Necesitas comprobar varias veces si la puerta de casa o del coche está cerrada? ¿Temes dejarte la bombona de butano abierta y que pueda ocurrir un accidente y por ello compruebas varias veces que esté cerrada? ¿Tienes que entrar a comprobar varias veces que la plancha de alisar el pelo está apagada ya que te aterra que si no es así pueda incendiarse la casa? ¿Crees que si no haces determinadas cosas, puede ocurrirle algo malo a un familiar o a ti mismo?

Si te has sentido identificado con algunas de estas situaciones, es posible que estés sufriendo un trastorno obsesivo compulsivo. Las personas que sufren de ideas obsesivas, tienen grandes dificultades para realizar sus actividades cotidianas debido a que sufren mucha ansiedad. Además, es frecuente que conforme pasa el tiempo, acaben también sufriendo de depresión, baja autoestima y bajo rendimiento en el trabajo, llegando incluso a pensar en hacerse daño a sí mismos.

Sin embargo, en nuestra clínica sabemos que una intervención precoz que incluya una evaluación completa y un tratamiento integral combinando la psicoterapia como los fármacos, ayuda a las personas que lo padecen a superarlo, además de evitar que se cronifique y les permita recobrar el control de su vida.

Si piensas que tú o un familiar, podéis estar sufriendo un trastorno obsesivo compulsivo, no dudeis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Sientes que la comida controla tu vida? ¿Notas que no tienes una relación sana con los alimentos? ¿Comes de forma impulsiva y sin control cuando te sientes triste o nervioso? ¿En ocasiones te sientes tan culpable tras haber comido, que tomas laxantes o te provocas el vómito para aliviar este sentimiento? ¿A veces, si consideras que has comido de más, pasas varios días sin comer o comiendo muy poco? ¿Te angustia mirarte en un espejo, ya que no te ves bien físicamente y sientes que es debido a la comida?

Si te sientes identificado con algunas de estas situaciones, es posible que estés sufriendo un trastorno de la conducta alimentaria. Las personas que sufren trastornos alimentarios incluyen diferentes problemas psicológicos que abarcan desde personas que no pueden comer con normalidad, a las que lo hacen en exceso. Además del problema de alimentación, suelen aparecer distorsión de la propia imagen, baja autoestima, ideas depresivas o incluso de hacerse daño a sí misma, aislamiento social, etc.

En nuestra clínica sabemos que una intervención temprana compuesta por una evaluación completa y un tratamiento integral, combinando la psicoterapia y los fármacos, ayuda a las personas que lo padecen a superarlo y además evita que se cronifique y puedan recobrar el control de su vida.

Si piensas que tú o un familiar, podéis estar sufriendo un trastorno de la conducta alimentaria, no dudeis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Te sientes enfermo continuamente? ¿Escuchas síntomas de alguna enfermedad y los notas en tu cuerpo? ¿Consultas médicos con mucha frecuencia para que te exploren y te prescriban pruebas diagnósticas? ¿A veces pides opinión a diferentes médicos porque no te convences cuando dicen que estás sano? ¿Pasas mucho tiempo en internet o consultando libros sobre síntomas y enfermedades? ¿Sientes que padeces enfermedades raras o nuevas que no se conocen todavía?

Si te sientes identificado con algunas de estas situaciones, es posible que estés sufriendo un trastorno hipocondríaco o psicosomático. En numerosas ocasiones las personas experimentamos síntomas en el cuerpo que se deben al malestar mental. Estos síntomas pueden variar desde la sensación de “nudo en el estómago”, pulso acelerado, mareos, alteraciones en la menstruación, hasta sentir que realmente se padece una enfermedad grave o terminal, etc.

En nuestra clínica sabemos que una intervención precoz, compuesta por una evaluación completa y un tratamiento integral, combinando la psicoterapia y los fármacos, ayuda a las personas que padecen estos trastornos a superarlos y a recobrar su salud y el control de su vida.

Si piensas que tú o un familiar, podéis estar sufriendo un trastorno hipocondríaco o psicosomático, no dudéis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Sientes que las experiencias desagradables de tu pasado te impiden ser tú mismo? ¿Temes que esas situaciones vuelvan a repetirse en la actualidad? ¿Aparecen las consecuencias de los traumas en los momentos que menos te esperas, ya sea con tu familia, pareja, amigos o con los compañeros de trabajo? ¿Has intentado superar por ti mismo estas dificultades pero no lo consigues?

Si te sientes identificado con las preguntas anteriores, es posible que estés sufriendo las consecuencias de las experiencias traumáticas que has vivido. Las situaciones muy estresantes que se producen sin avisar o, las situaciones poco estresantes pero que se prolongan en el tiempo, pueden provocarnos experiencias dolorosas que cambien nuestra forma de pensar y sentir las cosas y cuyas consecuencias pueden persistir durante años. Los traumas pueden ocurrir en cualquier momento de nuestra vida y pueden provocar tristeza, irritabilidad, agresividad, etc.

En nuestra clínica sabemos que una intervención temprana, compuesta por una evaluación completa y un tratamiento integral, combinando la psicoterapia y los fármacos, ayuda a las personas que padecen las consecuencias de experiencias traumáticas a superarlas y a volver a ser ellos mismos y retomar el control de su vida.

Si piensas que tú o un familiar, podéis estar sufriendo las consecuencias de un trauma psicológico, no dudeis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.

¿Tienes dificultades para definir tus gustos sexuales? ¿Te sientes raro por no tener las preferencias sexuales mayoritarias? ¿Tienes miedo a que tu familia o compañeros de trabajo te rechacen por tu orientación sexual? ¿Cambiarías tus gustos sexuales si pudieras hacerlo? ¿Respetas la orientación sexual de los demás pero te cuesta aceptar la tuya?

Si te sientes identificado con las preguntas anteriores, es posible que presentes dificultades para aceptar tus preferencias sexuales. Hoy en día, las diferentes orientaciones sexuales no se consideran una enfermedad ni física ni mental, según sostiene la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, a nivel psicológico y social, todavía hay personas que sufren discriminación y represalias por tener una orientación sexual diferente de la “heterosexual”. Además del rechazo social, otros problemas frecuentes son baja autoestima y síntomas de ansiedad y depresión.

En nuestra clínica sabemos que una intervención temprana, compuesta por una evaluación completa y un tratamiento integral, combinando la psicoterapia y los fármacos, ayuda a las personas que padecen las consecuencias de experiencias traumáticas a superarlas y a volver a ser ellos mismos y retomar el control de su vida.

La terapia afirmativa LGTBI, persigue la aceptación de la propia orientación sexual y el aprendizaje de estereotipos sociales, para poder cuestionarlos y aprender a crear valores propios más acordes con la tolerancia y la inclusividad de todas las personas. La finalidad última, es lograr que la persona se sienta cómoda y se acepte a si misma y pueda llevar una vida plena.

Si piensas que tú o un familiar, podéis estar sufriendo por no aceptar vuestra orientación sexual, no dudeis en consultarnos para que podamos conoceros y así encontrar la manera más efectiva de ayudarte hoy y evitar complicaciones futuras.